Estrategias para calentar valores en bolsa: arruinar a los novatos y minoritarios

Después de varios años estudiando el mercado y la psicología de los inversores, hay algo que está cambiando el rumbo de los mercados de forma artificial.
Existen miles de personas en todo el mundo que utilizan una técnica muy depurada y muy bien estudiada para ganar grandes cantidades dinero en bolsa. Con el avance de las nuevas tecnologías, estos individuos conocidos como gurús o calienta valores, se están expandiendo por todos los países con mercados financieros desarrollados.
Intentaré explicaros desde mi punto de vista, todas las claves para que estas personas salgan con los bolsillos llenos en cuestión de segundos.
El perfil de los calienta valores suelen ser varones de mediana edad, con un nivel vida medio-alto.
La estrategia empieza en registrarse en la mayoría de foros masivos de bolsa con diferentes nicks y se pasan meses o incluso años dando consejos y recomendando valores con cierto éxito, de tal forma que consiguen una cierta popularidad entre el resto de usuarios y muchos principiantes siguen sus consejos y operativas, sin saber exactamente donde ponen su dinero, con el peligro que esto supone.

Estrategias de inversión
El siguiente paso es buscar empresas, normalmente poco conocidas y muy poco liquidas, es decir, con un escaso volumen medio de transacciones. Para ello suelen buscarlas entre las decenas de empresas tecnológicas o bioquímicas que hay en el Nasdaq americano o incluso en el mercado OTC. Suelen ser empresas con un nivel de capitalización bajo, con malos fundamentales y arrastradas por la burbuja tecnología. El precio de la acción no suele superar los 3 dólares.
Realizan un detallado análisis técnico, en primer lugar estudian el gráfico de forma bastante profesional, trazando directrices, soportes, resistencias, canales y los indicadores más importantes. Luego vuelven a realizar el mismo estudio con diferentes intervalos de tiempo, con tal de buscar señales de clara compra. Posteriormente, con todo el análisis marcan objetivos sumamente desorbitados, ofreciendo rentabilidades superiores al 100%, 300% o incluso 600% en pocas sesiones, lo peor de todo es que la gente se lo cree.
Pero el análisis no termina aquí, suelen estudiar los fundamentales del valor, inventándose el PER de la acción y multiplicando los ratios de forma impredecible, con tal de mostrar al resto que es una valor ganga, que tiene un descuento muy importante y que es una gran opción para hacerse rico del día a la noche.
Una vez realiza el informe con todo el análisis y antes de presentar el informe al resto de internautas, el individuo compra miles o millones de acciones al mercado, con la intención clara de venderlo al día siguiente en máximos aprovechando la entrada de todos sus seguidores.
El supuesto gurú publica en todos los foros en los que está registrado el informe, que cuidadosamente ha detallado. Muchos seguidores, agradecidos por los anteriores éxitos del gurúdifunden el análisis por todos los blogs y foros de los portales financieros más importantes del país e incluso lo envían por correo a miles de contactos. El proceso global se denomina spam financiero.
El éxito y las ganas de hacerse rico sin esfuerzo es tal que miles de personas se lanzan al vació, enviando ordenes de compra a sus respectivos brokers, muchos de ellos inconscientes, ordenes al mercado, con el riesgo que ello supone y más sabiendo que es un valor que tendrá una gran demanda el día siguiente.
Llega el día clave y el valor se dispara en la apertura, abriendo con gap alcista, provocado por la sobre demanda, la escasa oferta y la poca liquidez valor, el calentador consigue su objetivo vendiendo con rentabilidades desorbitadas, incluso doblando su inversión y deja a los demás seguidores con el “culo” al aire y para tapar su estrategia anuncia que sigue comprando acciones para promediar el coste de la operación.
Los inversores más novatos caen en la trampa y quedan atrapados en valores en los que ni conocen la actividad principal de la empresa, al final delante del fracaso y la desesperación optan por vender y perder gran parte de su inversión.

Estrategias de inversión
A todo esto, muchos se plantean denunciar a este tipo de calienta valores, pero muy pocas se llegan a materializar, personas sin ética y sin moral, pero que al fin y al cabo no tienen la culpa, pues quien decide donde colocar e invertir el dinero de cada uno, es uno mismo.
Espero que este discurso sirva para reflexionar y darse cuenta del mundo en que se vive, pues después de ver a mucha gente perder todo lo que tenia a causa de este tipo de estafas, uno ve la bolsa de forma distinta.
LA BOLSA NO ES UN JUEGO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario